Logo del sitio

Serie 2 Active Tourer, el BMW más práctico para la familia

  • El fabricante alemán actualiza su monovolumen con más diseño, calidad, tecnología y nuevos motores. Está ya disponible desde 36.900 euros.
El nuevo BMW Serie 2 Active Tourer destaca por su llamativo frontal con la gran parrilla que incluye los característicos 'riñones' de la marca.
El nuevo BMW Serie 2 Active Tourer destaca por su llamativo frontal, con la gran parrilla que incluye los característicos 'riñones' de la marca.
BMW

Familiar, prémium, pero con el estilo deportivo propio que subyace en cualquier BMW. El nuevo modelo del fabricante alemán rompe con la tendencia actual del mercado y sigue apostando por su carrocería monovolumen, un formato en continuo abandono general frente a la invasión de los SUV con estética de todoterreno que representan más de la mitad de las ventas actuales en España.

El Serie 2 Active Tourer, que nació en 2014, llega a su segunda generación con importantes cambios, más refinamiento y versiones electrificadas con la confianza que le da haber vendido a lo largo de estos últimos ocho años más de 420.000 unidades, 15.616 de ellas en España.

BMW Serie 2 Active Tourer
Detrás, las salidas de escape se integran en el faldón trasero y quedan ocultas. 
BMW/F. KIRCHBAUER

El nuevo modelo alemán es, sobre todo, funcional y polivalente, el más práctico de la gama BMW para las familias. Respecto a la generación anterior, el Serie 2 gana en tamaño. Es 21 milímetros más alto, 32 más largo y 24 más ancho, lo que le da un interior más habitable y práctico, tanto para el día a día como para salir a carretera de viaje. Con cinco plazas, los respaldos de los asientos traseros pueden abatirse en disposición 40:20:40 y son capaces de deslizarse hacia delante hasta 13 centímetros. El accionamiento del portón trasero es automático de serie y cierra un maletero con hasta 470 litros de capacidad, según versiones.

Interior del BMW Serie 2 Active Tourer
En el interior encontramos un salpicadero sin botones físicos y con dos grandes pantallas digitales.
BMW/F. KIRCHBAUER

Menos botones, más digital

En el interior, a primera vista llama la atención la ausencia de botones físicos en el salpicadero. El control de las funciones principales se halla en dos grandes pantallas digitales unidas en un mismo cristal curvado. Tras el volante, la de instrumentación tiene un tamaño de 10,25 pulgadas. La tablet multimedia, de 10,7 pulgadas, sirve, entre otras cosas, para usar el climatizador automático bizona, el sistema de navegación con ayuda de realidad aumentada y la cámara trasera con asistente de aparcamiento que cuenta con memoria para ‘desandar’ el trayecto en un recorrido de hasta 50 metros.

Interior del BMW Serie 2 Active Tourer
Entre los asientos delanteros, el reposabrazos flotante integra el panel de control que da cabida a la palanca selectora para el cambio de marchas, la rueda del volumen, las luces de emergencia y el botón ‘My Modes’, que permite modificar los modos de conducción.
BMW/F. KIRCHBAUER

Por fuera, desde el punto de vista estético destacan en el frontal los característicos ‘riñones’ de la nueva parrilla, ahora más grande. La rejilla se abre y se cierra de forma automática en función de las necesidades de refrigeración del motor. Los faros delanteros son ‘Full-Led’ de serie y más estilizados. En general, la nueva silueta del Serie 2 lo acerca, en parte, a las formas más ligeras de un ‘crossover’ que a las de un monovolumen.

Exterior del BMW Serie 2 Active Tourer
Los modernizados y alargados faros dan mayor carácter a la parte trasera.
BMW/T. KIRKPATRICK

Otro detalle. También son nuevos los tiradores de las puertas, ahora enrasados con la carrocería, y el tubo de escape, que queda oculto bajo el faldón trasero. En cuanto a las llantas, se pueden elegir entre 16 o 17 pulgadas de serie, y de hasta 19 como opción.

En lo que a motorizaciones se refiere, el Serie 2 Active Tourer se ofrece con dos motores de gasolina -218i (136 CV) y 220i (170 CV) - y uno diésel. Además, presenta por primera vez la tecnología de hibridación media (Mild Hybrid) de 48 voltios, que genera una potencia de 170 caballos y le confiere la etiqueta Eco. Todos los propulsores montan de serie la caja de cambio de doble embrague Steptronic de siete velocidades.

Nuevas variantes híbridas enchufables a partir de julio

En julio está prevista la ampliación de la gama con la llegada de las dos variantes híbridas enchufables: 225e xDrive con 245 CV y el 230e xDrive con 326 CV. La batería de ambos modelos posee una capacidad de 16,3 kWh que le permite realizar hasta 90 kilómetros en modo 100% eléctrico.

Maletero del BMW Serie 2 Active Tourer, con 470 litros de capacidad
El maletero va de los 470 litros de capacidad hasta un máximo de 1.455 litros con los asientos traseros reclinados.
BMW/F. KIRCHBAUER

En cuanto a equipamiento, con ayudas a la conducción de serie como la frenada de emergencia en ciudad con reconocimiento de peatones y ciclistas, la detección del tráfico en sentido contrario y el programador de velocidad activo con función de frenado, cuenta con los paquetes Luxury Line, más elegante, y M Sport, más dinámico y deportivo, con elementos de diseño específicos.

Desde 36.900 euros

Disponible ya en la red de concesionarios de la marca, el nuevo BMW Serie 2 Active Tourer con motor de gasolina de 136 caballos tiene un precio desde los 36.900 euros. La versión diésel parte de los 37.700 euros y el híbrido ligero desde los 39.900 euros.

GAMA DE MOTORES

BMW 218i.

Motor de gasolina de tres cilindros.

Cilindrada: 1.499 cc.

Potencia: 100 kW/136 CV entre 4.400 – 6.500 rpm.

Par máximo: 230 Nm.

Aceleración (0-100 km/h): 9,0 segundos.

Velocidad máxima: 214 km/h.

Consumo combinado de combustible: 6,8 – 6,2 l/100 km.

Emisiones combinadas de CO2: 154 – 140 g/km.

BMW 220i.

Motor de gasolina de tres cilindros, tecnología de hibridación media (mild hybrid) de 48V.

Cilindrada: 1.499 cc.

Potencia: 125 kW/170 CV, generados por la combinación del motor de combustión de 115 kW/156 CV entre 4.700 – 6.500 rpm y el motor eléctrico de hasta 14 kW/19 CV.

Par máximo: 280 Nm.

Aceleración (0-100 km/h): 8,1 segundos

Velocidad máxima: 221 km/h.

Consumo combinado de combustible: 6,5 – 5,9 l/100 km.

Emisiones combinadas de CO2: 148 – 133 g/km.

BMW 218d.

Motor diésel de cuatro cilindros en línea.

Cilindrada: 1.995 cc.

Potencia: 110 kW/150 CV entre 3.750 – 4.000 rpm.

Par máximo: 360 Nm.

Aceleración (0-100 km/h): 8,8 segundos.

Velocidad máxima: 220 km/h.

Consumo combinado de combustible: 5,3 – 4,8 l/100 km.

Emisiones combinadas de CO2: 138 – 125 g/km.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento