Una ITV sin pasar por cada diez vehículos protagonistas en accidentes de tráfico

Archivo - Estación de ITV en Pruvia (Itvasa)
Archivo - Estación de ITV en Pruvia (Itvasa)
EUROPA PRESS - Archivo

La ITV no es un mero trámite relacionado con la pertenencia de un vehículo a motor, sino que es un mecanismo para detectar posibles fallos en los automóviles y motocicletas que van apareciendo conforme pasa el tiempo y asegurar un correcto funcionamiento de los mismos. El objetivo es mantener unos buenos estándares de seguridad en carretera y controlar, entre otros aspectos, las emisiones de los motores de combustible fósil. 

Sin embargo, pese a las sanciones que pesan sobre aquellos que no acuden a tiempo a superar la Inspección Técnica o que circulan con la pegatina reprobada, todavía quedan conductores que no pasan la ITV cuando deben. 

Según el informe 'Las principales cifras de la Siniestralidad Vial' elaborado por la Dirección General de Tráfico (DGT) en colaboración AECA-ITV, uno de cada 10 coches implicados en un accidente de tráfico tenía la pegatina de la ITV caducada. En el caso de las motocicletas, la cifra alcanzó el 12% y, para furgonetas y camiones de hasta 3.500 kilogramos, este porcentaje llegó al 15%.

Pese a que el año pasado el número de accidentes se redujo de manera drástica, acumulando 870 fallecidos, debido a las restricciones de movilidad, el estudio 'Contribución de la ITV a la Seguridad Vial y al Medio Ambiente' elaborado por la Universidad Carlos III de Madrid, apunta que en el caso de que todos los conductores hubieran acudido a la revisión en el momento pertinente se podrían haber evitado al menos 8.000 accidentes, más de 7.000 heridos y 161 muertes.

Por el momento se calcula que el 45% de los vehículos que hay en España circulan con la ITV caducada y desde estas organizaciones se espera un aumento de este porcentaje ya que a inicios de este mes finalizó el periodo de prórroga concedido a los vehículos cuya ITV expiró a lo largo del primer estado de alarma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento