¿Qué va a pasar con las casetas de los peajes de la AP-2 y AP-7? Habrá que circular a 30 km/h hasta su desmontaje

Vehículos parados en la barrera del peaje de la AP-7 en La Roca del Vallès (Barcelona), horas antes de que se elimine el pago en la medianoche de este martes.
Vehículos parados en la barrera del peaje de la AP-7 en La Roca del Vallès (Barcelona), horas antes de que se elimine el pago en la medianoche del martes.
JORDI PUJOLAR / ACN

La liberación de la autopista Ap-2 y los tramos catalanes de la AP-7 desde Tarragona hasta La Jonquera ha traído grandes alegrías a conductores, transportistas y otra serie de afectados por el pago de estos peajes. Al mismo tiempo, los efectos secundarios de la eliminación de los peajes afectan a toda otra serie de aspectos como la circulación: ¿qué va a pasar ahora con la estructura de cobro del peaje hasta su retirada?

Por el momento, todas las casetas de pago se quedarán en su sitio hasta su desmontaje, lo que influye directamente en el modo de circulación. Situación que, sumada al hecho de que se prevé un aumento del flujo es estas vías de alta capacidad, obliga a los conductores a prestar más atención y extremar las precauciones. 

La eliminación de los peajes va a facilitar el desplazamiento de los usuarios y reducirá los embotellamientos habituales en las casetas de pago pero, por el momento y hasta que la vía no esté libre de toda estructura, se sigue corriendo el riesgo de sufrir un accidente si no se adecúa la velocidad de circulación. 

Desde el Servei de Trànsit de la Generalitat de Cataluña se ha recomendado que, conforme los vehículos se acerquen a los antiguos peajes, se reduzca la velocidad y una vez que se llegue a la estructura la velocidad de paso de máximo 30 kilómetros por hora para evitar incidentes y colisiones. 

Igualmente, se habilitarán tres carriles de peaje, uno para cada carril de circulación que venga de autopista, para que los vehículos circulen sin tener que hacer cambios de trazada. Mientras, se prevé ir desmantelando las playas de los peajes y toda la estructura. Obviamente, toda esta acometida irá acompañada del correspondiente balizamiento, señalización vertical y defensas provisionales. 

Todos los trabajos de desmantelamiento incluyen, además de los 48 puntos de peaje de la AP-2 y la AP-7, aquellas estructuras de pago de la C-32 nord y la C-33 que también pasan a ser gratuitas. Está previsto que se destinen unos 25,9 millones de euros en la inversión de la retirada de peajes

Mostrar comentarios

Códigos Descuento