Logo del sitio

La no tan nueva señal de la DGT que va a dar que hablar este año y el que viene

Habrá una señal vertical que indique el acceso a una zona de emisiones bajas.
Habrá una señal vertical que indique el acceso a una zona de emisiones bajas.
DGT

A lo largo de este 2022 habrá nuevos protagonistas en la movilidad urbana y la lógica imperante en la ordenación y regulación del tráfico de las grandes ciudades será la de reducir el impacto de los vehículos a motor de combustible fósil y, por lo tanto, reducir los niveles de contaminación, tanto ambiental como acústica. 

Para contribuir en el desarrollo de este objetivo, la DGT ya estrenó a mediados del año pasado una nueva señal vertical que debería contribuir a la reducción del tráfico más contaminante en los centros de las grandes ciudades. Y será a partir de este año y sobre todo del próximo 2023 cuando empecemos a verla instalada en las localidades de más de 50.000 habitantes. 

Se trata de la señal vertical que marca el perímetro de las Zonas de Emisiones Bajas o ZBE (que ya se usan en Barcelona, por ejemplo). La Dirección General de Tráfico publicó en junio de 2021 una instrucción sobre Zonas de Bajas Emisiones y otras regulaciones de acceso a los vehículos en área urbana en las que se sentaron las bases de este nuevo indicador. 

Señal de Zona de Emisiones Bajas.
Señal de Zona de Emisiones Bajas.
DGT

A partir del próximo 2023, según la ley de Cambio Climático, todas las ciudades de más de 50.000 habitantes deberán habilitar una zona de tráfico restringido parra reducir las emisiones, sobre todo en los accesos a los centros. Así, en estos perímetros libres de contaminación solamente podrán circular los vehículos que luzcan etiquetas medioambientales de la DGT C, ECO y 0

El objetivo es que después de las experiencias vividas en Madrid y Barcelona, los conductores sepan identificar estas áreas de emisiones bajas de una manera más rápida y sencilla. Además, el uso de esta nueva señal vertical armoniza la normativa en todas las ciudades españolas. 

Las ZBE contribuyen tanto a la mejora de la calidad del aire y la salud de los ciudadanos como a la mitigación del cambio climático y la contaminación acústica, tal y como defiende la DGT. También suponen un estímulo para la eficiencia energética del transporte, promoviendo su electrificación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento