Las cámaras de la DGT que podrían multar hasta al 40% de los conductores

Además de los radares, las cámaras de la DGT se encargan de supervisar el tráfico y alertar de incidentes.
Además de los radares, las cámaras de la DGT se encargan de supervisar el tráfico y alertar de incidentes.
WDnet Agency

Los bolsillos de más de 11 millones de conductores están en peligro. No por excesos de velocidad o por no llevar el cinturón de seguridad (que también), sino por no haber acudido a su cita obligatoria para renovar su pegatina de la ITV. Se calcula que 4 de cada 10 vehículos circula por nuestras carreteras sin tener la Inspección Técnica de Vehículo al día. 

Las multas por conducir con la ITV desfavorable o caducada, infracción tipificada como grave, alcanzan una cuantía económica de 200 euros. Tras la propuesta que AECA-ITV ha llevado al Congreso, este 40% de los conductores podría empezar a recibir estas sanciones en su domicilio en el caso de no regularizar la situación de su vehículo.

Y es que la intención de esta asociación es que la DGT utilice toda la estructura de vigilancia y control de carretera para detectar las pegatinas de la ITV caducadas y multar a los propietarios de estos vehículos. En vez que hacer uso de los radares que, ya de por sí, cumplen funciones sancionatorias, AECA-ITV pretende que se haga uso de las cámaras que son capaces de leer y registrar matrículas, como las de las zonas de bajas emisiones y algunas de seguridad en carretera. 

La DGT ya dispone de varias cámaras OCR para leer matrículas instaladas a lo largo de carreteras y ciudades con las que el año pasado se detectó a 1,6% de los conductores que no tenían la ITV en regla. Si además se habilitaran las numerosas cámaras de control del tráfico para la lectura de matrículas (que superan en número a los 1.300 radares que funcionan en España), no habría vehículo capaz de escapar de la sanción. 

A esta red ya existente, según la propuesta de AECA-ITV,  se sumarían otros dispositivos como los de las áreas videovigiladas. Los datos de cada matrícula se cruzarían con la base de datos del Registro General de Vehículos de la DGT para identificar aquellos que tuvieran la ITV fuera de fecha.

Que las aseguradoras también controlen

Otro sistema de control de las ITV que ha propuesto el directo de AECA, Guillermo Magaz, es que las compañías aseguradoras se cerciorasen de que los conductores que van a firmar un seguro para su vehículo tuvieran la ITV al día y, en el caso de no tenerla, impedirles contratar la póliza.

Circular con una ITV caducada o desfavorable es un peligro no solo para el conductor del vehículo, sino para el resto de usuarios de las vías y para el medioambiente. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento