Logo del sitio

Claves y trucos para que el alquiler del coche no se dispare y aprovechar los últimos días del verano

Mujer con maleta en coche de alquiler
Mujer con maleta en coche de alquiler.
MASKOT/GORILLA - Archivo

Los alquileres de coches son una óptima solución para los viajes que requieren desplazamientos internos o para los viajeros inquietos que quieren exprimir al máximo sus vacaciones. Sin embargo, todavía hay conductores que no tienen esta alternativa en cuenta ya que puede parecer una solución excesivamente cara o muy complicada y con muchos riesgos. 

Puede ser, dependiendo del lugar de destino, de las necesidades personales y del tipo de coche, que el precio de alquiler un vehículo se dispare. Pero también es fácil contener el gasto aplicando una serie de trucos y claves a la hora de hacer la reserva y de devolver el coche. 

El precio de los coches de alquiler se calcula por cada día de uso y, habitualmente, el coste por jornada disminuye cuanto más largo es el periodo de reserva. Este precio base se va encareciendo dependiendo de la experiencia del conductor, del lugar de recogida, de los horarios, de los kilómetros... Y así se puede abaratar el coste.

  • Recepción y recogida. Lo más barato es siempre coger el coche y dejarlo en la misma localidad y las mejores oficinas, según precios, son las de los aeropuertos por la amplia oferta de vehículos a disposición. 
  • ​Horarios. Hay oficinas que cierran y tienen un límite de entrega del coche, mientras que otras no. No poder devolver el vehículo en la hora o día acordados encarecerá el precio al cobrarse una jornada más. Cerciórate también de si las franjas se cobran por 24 horas (desde la hora de recogida, por ejemplo, de 17.00 a 17.00). 
  • Conductor. Los conductores menores de una cierta edad (normalmente 25 años) suelen salir más caros. Añadir un segundo conductor (que, a veces, es necesario) también encarece el precio por día. 
  • El combustible. Si hay que devolverlo lleno, si se deja prepagado... Normalmente, esta última opción sale más rentable ya que ahorra tiempo, preocupaciones y, en ocasiones, dinero dependiendo del precio de los carburantes. Elegir devolverlo lleno y que al entregarlo falte combustible comportará un sobrecoste. 
  • Kilometraje. Si calculas bien las distancias a recorrer y la empresa ofrece esa opción, apostar por los kilómetros limitados puede salir más barato siempre que no te pases del límite.
  • El seguro. El coche va cubierto con una póliza de responsabilidad a terceros, pero siempre se propone contratar una cobertura extra para los daños que pueda sufrir el vehículo. Los seguros a franquicia pueden salir muy caros y cualquier cobertura extra encarecerá el precio, pero las consecuencias de no contratar nada pueden ser peores. 
  • Suplementos. Navegadores, sillas infantiles... Todo tipo de complementos para el vehículo se cobrarán aparte, así que lo mejor es reducir este tipo de extras.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento