Logo del sitio

A uno de cada cinco españoles le han robado la bici: cómo identificarlas en el mercado de segunda mano

El mercado de bicicletas de segunda mano está en auge.
El mercado de bicicletas de segunda mano está en auge.
Joey333/Getty Images

Las bicicletas se han convertido últimamente en un activo muy atractivo para los amigos de lo ajeno. Esto no quiere decir que no lo hayan sido nunca, pero desde hace unos años y más con el auge del mercado de segunda mano de este tipo de vehículos sostenibles, durante los últimos cinco años a uno de cada cinco españoles le han robado la bici, según el último Observatorio de la Bicicleta. 

La escasez de oferta de bicicletas nuevas y la alta demanda que, tras las restricciones a la movilidad y la situación sanitaria, se ha disparado; son también dos factores que convierten la venta de bicis robadas en un gran negocio. Así lo explican Alejandro Pons, CEO de Tuvalum e Ismael Labrador, cofundador. 

A lo largo de este verano, los vendedores de nuevas bicicletas se vieron desbordados y en algunos casos extremos se llegó a colocar el cartel de cero disponibilidad de nuevos modelos con, a veces, hasta un año de lista de espera. Los usuarios que buscaban nuevas bicis depositaron su atención, entonces, en las bicicletas de segunda mano. 

Sin embargo, si la bici se compra a través de Tuvalum, tarda entre 2 a 5 días en llegar si el vendedor es una tienda profesional y de unos 7 a 15 días si el vendedor es particular. La razón es la revisión mecánica del vehículo antes de su entrega, que puede descubrir algún fallo que sea necesario subsanar. 

Cómo saber si una bici es robada

A la hora de comprar una bici de segunda mano es importante estar atentos al número de serie, que es como el número de bastidor de los coches. Suele estar situado en forma de pegatina debajo del pedalier o debajo del tubo horizontal del cuadro y los directores de Tuvalum señalar que, si una bicicleta no tiene el número de serie visible, bien porque se haya desprendido la pegatina o esa zona esté rayada, hay que estar alerta "porque puede que sea una bicicleta robada".

En estos casos es aconsejable pedirle al vendedor la factura original de compra o el registro de garantía del fabricante para acredite que es suya. Si pone excusas, desconfía. En la plataforma de Tuvalum se encargan de comprobar el número de serie de cada bici y cotejarlo con la base de datos de la Policía para cerciorarse de que ninguna bici que se pone a la venta tiene una denuncia por robo.

El desconocimiento de la bicicleta también puede ser una razón para sospechar. Que el vendedor tenga una bici de alta gama que vende por debajo de su valor real de mercado, no sepa responder ante ciertas preguntas técnicas sobre componentes o ni siquiera conozca algunos de los datos más básicos, pueden ser señales de que la bicicleta es robada. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento