• El agredido, de 33 años, fue atendido por una UVI, pues sufría un traumatismo craneoencefálico severo.
  • Le trasladaron intubado al Hospital Ramón y Cajal, donde ingresó con pronóstico muy grave.
  • Un grupo de personas retuvo al agresor, un joven de 18 años, hasta la llegada de la Policía Municipal.

Página 1 de 4