Un agente de la Policía Local de Ferrol sufrió la rotura de un testículo a consecuencia de la patada que le asestó un joven de 16 años cuando trataba de introducirlo en un coche patrulla. El joven había sido interceptado en las proximidades de su domicilio, en la equina de la calle República Argentina con la carretera de Castilla, tras haber sido sorprendido arrojando diversos objetos a la vía pública desde su vivienda.

Página 1 de 4