El papa Francisco en el cementerio militar de Fogliano Redipuglia, al norte de Italia, al que acudió para recordar a los caídos de la Primera Guerra Mundial.
  • El papa Francisco ha afirmado que puede hablarse de una tercera Guerra Mundial que se desarrolla "por partes" mediante "crímenes, masacres y destrucciones".
  • El pontífice ha invocado la paz para detener la "locura bélica actual que crece destruyendo y trastornándolo todo".
  • También ha recordado que hay muchas víctimas porque convergen "intereses, estrategias geopolíticas y codicia de dinero y poder".