La pizarra de toda la vida exhibe el listado de tapas de un bar.
  • En El Boquerón, los boquerones en vinagre con aceituna van con la caña pero hay que pedir una ración de gambas a la plancha.
  • La ensaladilla rusa de El Quinto Vino la acompañan muchos con vermut de grifo.
  • La tortilla de patatas semilíquida de Sylkar es un clásico imprescindible.
El Mirador de San Nicolás visto desde La Alhambra.
  • Otras zonas de gran concentración para el tapeo son Albaicín, Alhamar, Campillo o Sacromonte y plazas como Campo del Príncipe o de la Glorieta.
  • Hay mucha variedad: boquerones en vinagre, patatas asadas, carne en salsa, ensaladilla, pinchitos, serranitos, salaíllas, calamares, embutidos…
La tapa, un hito de nuestra cocina.
  • Nada define mejor a los bares de Granada que las tapas.
  • Serranitos, salaíllas con jamón y tomate, calamares, carne en salsa, boquerones en vinagre, ensaladilla rusa, pinchitos morunos...  
  • En torno al Campo del Príncipe y el paseo del Padre Manjón hay terrazas y bares.
  • Sacromonte merece una visita para degustar ‘in situ’ la tortilla de Sacromonte.
Las migas caseras de la Taberna Torreluz .
  • En Taberna Nuestra Tierra, tapas autóctonas: migas, gachas, gurullos, trigo…
  • Casa Puga es el más antiguo de la ciudad, abierto desde 1870.
  • En La Encina hay que pedir tigres, arroz negro o tortitas de camarón.
  • Taberna Torreluz sirve el salmorejo en vaso ancho y bajo, tipo zurito.
Sardinas ensartadas en un palo y adadas en las playas de Málaga.
  • Los típicos espetos son sardinas pinchadas en palos y colocadas a asar sobre las brasas, en una barca en la playa.
  • Una ruta clásica del tapeo malagueño puede empezar en la Bodega El Pimpi, seguir por La Campana y acabar en el Pasaje Chinitas.
  • El vino tiene en Málaga su templo en la Taberna Antigua Casa de Guardia.
Un clásico de El Quinto Toro, las Patatas a lo pobre con huevo.
  • El más antiguo de la ciudad, de 1870, es Casa Puga, para empezar la ruta.
  • De El Quinto Toro, su tapa más popular: las patatas a lo pobre con huevo.
  • En La Encina hay que pedir tigres, arroz negro o tortitas de camarón.
Bocadillos de calamares, típicos en Madrid.
  • En la propia Plaza Mayor lo más asequible y sabroso es el bocadillo de calamares.
  • En el renovado Mercado de San Miguel se come de casi todo: ostras, tapas, frutas, repostería, café, vinos y un largo etcétera.
  • El restaurante Botín, fundado en 1725, es el más antiguo del mundo.

Página 1 de 9