El pub donde se impidió la entrada a los jóvenes con discapacidad
  • Los hechos ya se habían producido con anterioridad, cuando el propietario les prohibió entrar alegando que se trataba de una fiesta privada.
  • El monitor que acompañaba a los jóvenes pidió una hoja de reclamaciones que el propietario se negó a firmar.
  • Down Lleida se queja de que el dueño no se disculpó en ningún momento con los jóvenes.

Página 1 de 9