Cinco exdirectivos de Osasuna han aceptado este lunes una pena de prisión de cuatro meses y quince días por un delito contra la hacienda pública cometido en 2013, en concreto, por no haber abonado cuantías relativas a retenciones por un monto de 191.718,55 euros. Además, el propio club, también acusado y que ha aceptado los hechos, y los cinco exdirectivos han sido condenados a una multa para cada uno de más de 47.000 euros.

Página 1 de 10