Un plato con un huevo frito.
  • Javier Yzuel, dueño de Food Style, la empresa de Vitoria que ha patentado estos huevos fritos, explica cómo consigue que este alimento no pierda el sabor ni los nutrientes.
  • El huevo se fríe primero y luego se pasteuriza para evitar intoxicaciones como la salmonelosis, y posteriormente se congela.
  • El huevo frito puede estar congelado hasta 72 horas y en la nevera puede permanecer hasta 48 horas.
  • Se puede descongelar en un horno de vapor, aunque Yzuel recomienda descongelarlo en la nevera y luego calentarlo suavemente.
  • Una cadena de hamburguesas ya se ha interesado en esta técnica y les ha pedido de un millón de unidades.
Media docena de huevos.
  • España produce cada año más de 6.500 millones de huevos, exporta unos 131.000 toneladas a la UE y factura alrededor de 800 millones de euros.
  • Se cree que el código impreso en los huevos indica la fecha de caducidad, pero informa sobre el sistema de producción, país, provincia y granja de origen.
  • Expertos apuntan que los huevos de jaula tienen la misma calidad y propiedades nutricionales que los ecológicos.
  • Cada vez son más los restaurantes que ofrecen carnes exóticas,desde filetes de cebra hasta hamburguesas de camello, canguro o buey de Kobe.
  • Más complicado es probar insectos, una delicia típica de la gastronomía mexicana en la que destacan los saltamontes fritos y los escamoles (huevos de hormiga).
  • En cocina oriental llaman la atención la medusa y las lenguas de pato.

Página 1 de 8