Una "aloitadora" intenta derribar a los caballos salvajes reunidos en un "curro" para cortarles las crines, durante la Rapa das Bestas 2017.
  • Se rasura mediante esta técnica tradicional cada año a cientos de caballos de los montes de Corvos, Fontefría, Piorneira, A Conla, Souto, O Cádavo y A Planzadoira.
  • Tras las rapas ('curros'), del sábado y del domingo queda únicamente la de este lunes, tras lo cual los caballos salvajes serán liberados de nuevo. 
  • Se trata de una fiesta declarada de interés turístico internacional que se espera que este año atraiga a entre 20.000 y 30.000 personas.
  • FOTOGALERÍA: Rapa das Bestas 2017.
.
El ritual gallego de marcar y rapar las crines de los caballos que se realiza en los curros (recintos cerrados donde se recoge a los animales) se ha convertido en un auténtico espectáculo festivo durante varios días.