El ritual del aperitivo italiano, destinado a abrir el apetito en horas vespertinas con bebida y un picoteo, ha evolucionado hasta dar lugar al concepto de 'apericena', opción barata a base de bufé libre para la última comida del día.
  • Este ritual, muy popularizado en el norte de Italia, "llegó lentamente" a Roma.
  • Sin embargo, a partir de la crisis, el concepto del aperitivo se reformuló hasta el punto de crearse el término 'apericena'.
  • Entre los jóvenes ha calado con éxito: "Vas con tus amigos, y comes y bebes por diez euros. No cenas de verdad pero te llenas", dice la romana Rafaela Bachetti.

Página 1 de 2