Frank Cuesta en Australia con unos kanguros.
  • El herpetólogo asegura que su exmujer, Yuyee, que sigue encarcelada, lleva dos años y medio sin ver a sus hijos.
  • Frank Cuesta también ha admitido que grabando en Australia le mordió una pitón de cabeza negra y casi le muerde también una mulga, esta última extremadamente venenosa y mortal.
  • Admite que aunque hay cosas que no le gusten de la TV y no la vea, por internet sigue Sálvame, "un programón".
  • Frank Cuesta cruza la última frontera de Wild Frank con una road movie por Australia.

Página 1 de 8