Un pariente de la niña palestina Seba Abu-Arrar, de 14 meses de edad, lleva su cuerpo durante su funeral en el vecindario de Al-Zaitun, al este de la ciudad de Gaza.

Página 1 de 10