Agentes la Policía Local de Sevilla, junto con un operario del Servicio de la Grúa Municipal que se encontraba fuera de servicio, han conseguido en la noche Halloween mantener con vida a un hombre, de 52 años y al que le había dado un infarto, practicando la reanimación cardiopulmonar (RCP) hasta la llegada del 061.

Página 1 de 10