• La organización cifra en varios centenares los gays asesinados.
  • Los autores de los crímenes entran en las casas y se llevan a personas a las que interrogan para obtener nombres de víctimas potenciales.
  • Algunos de los castigos que imponen, según HRW,  son mutilar partes del cuerpo o aplicar pegamento en el ano para cerrarlo.

Página 1 de 3