Imagen del cementerio musulmán situado en la localidad madriñeña de Griñón.
  • El camposanto, el único musulmán de la región, pertenecía al Ministerio de Defensa, que ha cedido el territorio al ayuntamiento de Griñón por 50 años.
  • El consistorio asegura que no cumple con la ley mortuaria y que carece de licencias y control sanitario, pero se compromete a reabrirlo en dos meses.
  • En Griñón son enterrados musulmanes de las comunidades de Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León; el 80%, según la alcaldesa, son "fetos".