La Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla ha absuelto a un varón juzgado el pasado mes de junio, del presunto delito de abusos sexuales continuados del que se le acusada con relación a su propia hija cuando la misma contaba con cuatro y cinco años de edad, pues tras las pruebas practicadas pesan "serias dudas" de que el encartado tocase a la menor "con propósito lascivo en los genitales y glúteos, tras bajarle la ropa interior y los pantalones", así como que le mostrase su pene y se lo tocase ante ella.

Página 1 de 5