Imagen de la Feria del Libro de Madrid tomada el pasado 22 de septiembre.
  • Varios pequeños editores de la polémica "isleta central" de la Feria del Libro de Madrid explican su malestar y los malos resultados que han tenido por esa situación concedida "a dedo".
  • Hablan de una caída de facturación de entre el 60% y el 30% respecto a la última feria normal, la de 2019.
  • Exigen que haya cambios para la próxima edición y algunos hasta la dimisión del director del evento.

Página 1 de 4