Imagen de archivo de una central nuclear.
  • Ha participado durante décadas en la construcción de centrales e instalaciones atómicas en todo el mundo.
  • Según el presidente de la compañía, es la respuesta a una política alemana a favor del abandono de la energía nuclear tras la crisis de Fukushima.
  • Solo seguirá construyendo componentes para turbinas, usados en centrales eléctricas convencionales.
Uno de los edificios de la central nuclear de Fukushima, que contiene uno de los reactores dañados.
Imagen de la central nuclear valenciana de Cofrentes.

Página 1 de 6