Un momento de la representación.
Es una obra en la que brillan las luces, la música, un escenario que atesora todas las anécdotas de unos accidentados ensayos, junto a la sensibilidad de un gigante que llora con la marcha del último quijote, con palabras colocadas con ingenio y escogidas con una intención clara y cómplice.

Página 1 de 2