Dilma y Lula, en una imagen reciente.
  • El carismático Lula, presidente saliente, avala la candidatura de esta política que dejó las armas y el marxismo por la administración estatal.
  • Se afilió al partido de Lula tarde, en 1999, pero escaló rápido en él.
  • Pronto, la mujer "fuerte" de Lula copó puestos en su Gobierno.
  • Los sondeos hablan a su favor en las elecciones de este domingo.

Página 1 de 6