Una mujer midiendo su cintura.
  • Mejor una dieta personalizada: lo contrario aumenta el riesgo del efecto 'yo-yo'.
  • Conviene disminuir el consumo de sal y descansar de fritos y salsas.
  • No saltarse comidas: al pasar horas sin comer el cuerpo se hace ahorrativo.
Imagen de algunas personas comiendo en un restaurante.
  • Se sabía que la restricción calórica prolonga la vida.
  • Ahora, investigadores italianos han visto el mecanismo molecular que está detrás.
  • Una molécula (CREB1) se activa con la restricción calórica y activa a su vez genes vinculados a la longevidad y al buen funcionamiento del cerebro.
Un auxiliar toma medidas a una persona con sobrepeso.
  • Desde el punto de vista clínico, tras una 'dieta milagro' la situación puede ser incluso más perjudicial que la anterior de exceso de peso.
  • Frente al IMC lo más importante es el porcentaje de grasa corporal.
  • Un porcentaje de grasa adecuado en hombres sería entre el diez y el 20% y en mujeres entre el 20 y el 30%.
Las virtudes de una dieta basada en el aceite de oliva.
  • La dieta mediterránea es un buen remedio para evitar el exceso de peso por ser rica en ácidos grasos y en omega 3.
  • Se está dejando de practicar por el estrés social y la actividad diaria.
  • Una dieta debe ser personalizada: hay que evitar las fotocopias de dietas.
  • Para evitar los perjuicios de las 'dietas milagro' recomiendan comprobar si existe el aval de una sociedad de nutrición.
Verduras
  • Cada día siempre verduras y/o hortalizas: una de las verduras en crudo.
  • Los vegetales no los cuezas mucho, es mejor tomarlos al dente.
  • Cambia el vinagre por el zumo de limón a la hora de aliñar las ensaladas.
  • El zumo, recién exprimido (para que las vitaminas no se pierden) y la fruta, mejor con piel, lavándola previamente.
Embarazada
  • Reduce las opciones de que el niño nazca con problemas cerebrales y de espina dorsal, labio leporino o fisura palatal.
  • Madres que siguen una dieta mediterránea tienen menos bebés con defectos.
  • De modo que las mujeres embarazadas deben comer fruta, verdura y cereales, y suplementos de vitamina que contenga ácido fólico.
Una mujer midiendo su cintura.
  • El 10% afirma realizar dieta por motivos de salud, mientras que un 41% reconoce que lo hace por motivos estéticos.
  • Un 65% de las personas que empezaron una dieta la han abandonado.
  • Los principales motivos para abandonar la dieta son aburrimiento (47,3%), falta de voluntad (39,26%) y lo lento que resulta perder peso (33,13%).

Página 1 de 10