Imagen de un niño desayunando cereales y leche.
  • "Hay un excesivo consumo de productos azucarados, y muchas veces el lácteo es sustituido por batidos", señalan los expertos en nutrición.
  • Desde la Asociación Española de Pediatría indican que se dedica poco tiempo a esta primera comida del día.
  • La polémica saltó esta semana cuando una nutricionista señalaba que su hijo no sabía lo que era una galleta y que era feliz desayunando garbanzos.
  • BLOG: ¿Es más saludable desayunar garbanzos que galletas? Evidentemente.
El hábito de un buen desayuno en familia, enseña al niño.
  • Entre el 20 y el 40% de los niños van sin desayunar, lo que favorece su obesidad.
  • Una dieta rica en frutas, verduras, legumbres, frutos secos, aceite de oliva y pescado azul mejora la concentración, la memoria y el rendimiento intelectual.
  • Si toma más energía de la necesaria, ésta se almacenará en forma de grasa.
  • Los estudios demuestran que la alimentación de los escolares no es buena.
Una familia sentada a la mesa desayunando.
  • Desayunar todos los días ayuda a equilibrar la dieta y mantener el peso.
  • Debe tener por lo menos un alimento de los cuatro grupos que existen: lácteos, hidratos de carbono, frutas y otros (huevos, grasas animales, etc).
  • El 8% de los jóvenes no desayunan y el 75% solo toman un líquido.
  • También carbohidratos: aportan fibra y entre el 55 y 60% de energía.
Una familia sentada a la mesa desayunando.
  • El desayuno nos ayuda a reiniciar: memorizar, concentrarse y aprender.
  • Debe aportar aproximadamente un 30% de las calorías totales consumidas al día.
  • Pese al calor y la ruptura de las rutinas, hay que mantener las 5 comidas diarias.
Niños en el taller de IMEO "aprendiendo" a desayunar.
  • Según el Instituto Europeo de la Obesidad, un desayuno completo logra también reducir la agresividad en la adolescencia.
  • El 8% de los niños acude al colegio sin haber comido nada.
  • Lácteos, cereales, fruta o zumo y una proteína, elementos básicos del desayuno.
La grasa ingerida en el desayuno repercute en la habilidad para procesar el resto de alimentos durante el día.
  • Un estudio con ratones ha comprobado que un desayuno rico en grasas y una cena ligera favorece la estabilidad del perfil metabólico.
  • Los ratones que desayunaban hidratos de carbono ganaban más peso.
  • "Al parecer, la primera comida programa el metabolismo para el resto del día", sostienen los investigadores.
  • Expertos de EE UU y Reino Unido creen que es mejor que una dieta baja en carbohidratos.
  • Recomiendan subir la cantidad de estos en la primera comida.
  • También señalan que no afecta al metabolismo y es más saludable.

Página 1 de 10