La D.O.P. Queso Camerano recupera las pequeñas ganaderías en la Sierra de Cameros

En el siglo XI, las ovejas merinas y las cabras eran el modo de vida de quienes vivían en la Sierra de Cameros (La Rioja). Con su leche, en primavera, producían queso fresco y lo comercializaban o cambiaban por otros artículos en los valles y en la capital, Logroño. Y cuando los pastores regresaban a las montañas, dejaban maduran lo que había sobrado. De este modo, tenían semicurado y curado. De entonces y de dicho lugar data un queso reconocido bajo la Denominación de Origen Protegida Queso Camerano.

Página 1 de 3