La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, aseguró ayer en el pleno del Senado que las posibles restricciones de agua como consecuencia de la sequía no afectarán al consumo de los ciudadanos, pero sí a algunos usos «suntuarios», entre los que citó el riego de jardines o el de campos de golf.

Página 1 de 5