El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha remitido a la UE el informe preliminar sobre las pruebas de resistencia de las centrales nucleares españolas, en el que concluye que los informes preliminares de las plantas cumplen con las especificaciones de la Asociación de Reguladores Nucleares de Europa Occidental (WENRA) y del Grupo Europeo de Reguladores de Seguridad Nuclear (ENSREG), así como las Instrucciones Técnicas Complementarias (ITC) del regulador atómico español.
Vista Panorámica Desde El Mar De La Nuclear De Vandellòs II
El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha recibido el primer informe, de carácter provisional, sobre las pruebas de resistencia a las que se han sometido las centrales nucleares españolas a raíz del compromiso asumido por España en el seno de la Unión Europea para conocer la seguridad del parque atómico a partir del 'tsunami' que provocó un accidente nuclear en la planta de Fukushima Dai-chi (Japón) el pasado 11 de marzo.
Central Nuclear de Trillo (Guadalajara)
Las centrales nucleares españolas se someterán a unas pruebas de estrés adicionales impuestas por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y que van "más allá" de las acordadas por el conjunto de la Unión Europea, con el objetivo de establecer los requisitos para mitigar las consecuencias derivadas de un ataque externo, como por ejemplo, el impacto de un avión comercial o de una explosión, pero sobre todo, del incendio que esto pudiera provocar.
La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha reafirmado este martes "la decisión de no prorrogar" la vida útil de las ocho centrales nucleares en España y ha insistido en que el Gobierno mantiene "el cierre de Garoña" para 2013, al mismo tiempo que ha saludado "la misma apuesta" del Gobierno alemán de no prolongar la vida de sus centrales más allá de 2022 y su compromiso de apostar por las energías renovables.

Página 1 de 10