La Audiencia Provincial de Cantabria ha impuesto cuatro años de cárcel al cabecilla de una red asentada en Castro Urdiales especializada en estafas a nivel nacional y que obtuvo más de 4 millones de euros con la venta fraudulenta de coches de lujo a terceras personas que nunca llegaron a ser sus propietarios, así como de viviendas cuya gestión conseguían mediante poderes notariales, aprovechándose de la necesidad de los vendedores.

Imagen de recurso de un aula.

Las aulas de Infantil y Primaria cerradas en Cantabria por casos coronavirus se mantienen en cinco, al no haberse registrado ninguno nuevo desde ayer, mientras que en Secundaria son siete las afectadas por algún tipo de restricción, al sumarse una nueva cuarentena para tres alumnos en el IES Ataúlfo Argenta de Castro Urdiales.

Página 1 de 10