El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, saluda a su abogado, Mario Pascual Vives (i), frente a los juzgados de Palma.
  • Su abogado admite el riesgo de que el alto tribunal no solo lo rechace sino que además aumente la pena. "Así son los temas procesales", dice.
  • Pascual Vives ha afirmado este martes que "desde hace años" tiene la "opinión" de que su cliente no ingresará en la cárcel para cumplir condena.
  • Asegura que sigue sin recibir la notificación de la convocatoria de la vista que ha solicitado la Fiscalía para pedir medidas cautelares.
  • El Govern balear ha anunciado que recurrirá la sentencia para recuperar el dinero.
  • OPINIONES: 'Sin piedad para los condenados', por Gonzalo Martínez-Fresneda.
Una imagen de una celda en la prisión de Badajoz.
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo.
Fotografía de archivo (11/02/2016), de la Infanta Cristina y su esposo Iñaki Urdangarin, a la salida de la Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP), tras la cuarta jornada del juicio del caso Nóos.
Fotografía de la infanta Cristina, a su llegada a los juzgados de Palma.
Iñaki Urdangarin
El exministro y expresidente de Baleares, Jaume Matas, en el momento de abandonar el centro penitenciario de Segovia en un permiso.
La infanta Cristina, en el juicio por el caso Nóos.
  • El Mundo publica una conversación entre el secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernard, y su abogada.
  • En la conversación, Bernard dice que el entorno del rey emérito le ofrece dos millones de euros y sufragar los costes del proceso a cambio de retirarse del proceso contra la infanta Cristina en el Caso Noos.
  • La abogada se niega a aceptar el trato, según esta grabación.
Diego Torres, con su abogado, en Palma
  • El Supremo ha confirmado la condena y pidió una indeminzación simbólica.
  • El tribunal consideró que los correos publicados eran de carácter personal y relativos a su vida privada y no se pueden exponer "como mercancía".
  • Varios medios de comunicación como el programa de Ana Rosa Quintana, Vanitatis, El Mundo o la revista Semana, también están condenados por difundirlos.

Página 1 de 10