Pescaderos japoneses descuartizan una ballena de 10 metros en el puerto de Wada, Japón.
  • Admitiría la caza comercial de Tokio en sus aguas a cambio de reducir su cuota de capturas con fines "científicos" en aguas de la Antártida.
  • Grupos ecologistas denuncian que la carne de ballena que cazan los "científicos" se vende posteriormente para el consumo.
  • Noruega es el único país del mundo que permite la caza comercial de ballenas.

Página 1 de 10