Fotograma cedido por la televisión Al Manar que muestra al líder del grupo chií libanés Hizbulá, Hasan Nasrala, dando un discuros, en Beirut, Líbano.
  • "Lo que está teniendo lugar en Siria forma parte de un método bien calculado destinado a destruir a la resistencia (a Israel)", asegura la milicia.
  • "Se quiere convertir a Siria en un estado fallido que no pueda tomar sus decisiones sobre su petróleo, su gas y su fortuna", añade.
  • Hezbolá reconoce la presencia de combatientes de su formación en territorio sirio, en apoyo a Al Asad.
  • Una ofensiva del régimen sirio junto a Hizbulá se salda con 70 muertos.
Dos estudiantes sujetan una bandera revolucionaria siria en la Plaza de los Mártires de Beirut, mientras gritan eslóganes durante una protesta contra las ingerencias de Hizbulá en la guerra de Siria.
  • Los choques se están produciendo entre partidarios y detractores del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.
  • La vida en la ciudad está paralizada: los colegios y universidades están cerrados y las calles, casi desiertas.
  • Las fuerzas políticas libanesas han dado luz verde al Ejército para que haga lo que crea necesario para poner fin a las hostilidades.
  • El presidente de Siria ha descartado, en su primera entrevista a un periódico en más de un año, que su dimisión vaya a calmar las tensiones en el país.
  • "¿Cómo podemos esperar que desencadenen menos violencia si quieren enviar ayuda militar a los terroristas y no intentan facilitar el diálogo?", se pregunta.
  • Ha jurado vengar el bombardeo de aviones no tripulados israelíes contra las instalaciones militares de Yamraya, cerca de la frontera con Líbano.
El presidente de Siria, Bachar Al Asad.
  • La cifra de muertos aventurada por Arabia Saudí es mucho más alta que los 70.000 que mencionó el martes la ONU.
  • El jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, lamenta la "desesperada" situación humanitaria y considera que Al Asad "debe acabar con la matanza".
  • La cifra de refugiados también sigue creciendo.
El presidente sirio, Bashar al-Assad (c), aparece en público para participar en los rezos del "Eid al-Adha" o Fiesta de Sacrificio en la mezquita al-Afram situada en la zona de al-Muhajirin en Damasco, Siria, este viernes.
  • El número de víctimas es solo un balance provisional, aunque el Observatorio Sirio de Derechos Humanos habla de "decenas".
  • El Ejército sirio acusa a "grupos terroristas armados" de violar el alto el fuego en varias provincias del país y asegura que sus tropas han respetado la tregua.
  • Al menos 26 personas han muerto ya por la violencia a lo largo de este día, pese a la tregua temporal que entró en vigor con motivo de una festividad religiosa.
El representante para Siria de Naciones Unidas y la Liga Árabe, Lakhdar Brahimi (izda), se reúne con el presidente sirio, Bachar Al Asad (dcha), en Damasco (Siria).
  • El presidente sirio se ha reunido este domingo con Lajdar Brahimi, el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe.
  • Al Asad advirtió de que "cualquier iniciativa o proceso político debe basarse en acabar con el terrorismo".
  • "Llamo a todo el mundo a dejar de usar las armas en una decisión por separado durante el Aid", ha dicho Brahimi.

Página 1 de 10