Vista general del barrio rebelde de Qaboun, en Damasco.
  • Washington ha denunciado que tiene pruebas fotográficas de que el gobierno de Al Asad ha construido un crematorio junto a una prisión en las afueras de Damasco.
  • En este sentido ha pedido a Rusia, aliado de Asad, que aumente la presión para que "rindan cuentas por estas atrocidades".
  • El régimen sirio considera que las acusaciones "son completamente infundadas"
El presidente sirio, Bachar al Asad, durante una entrevista.
Una imagen de la destrucción de la ciudad siria de Alepo.

Página 1 de 10