El Papa Benedicto XVI llegó el domingo por la mañana al antiguo campo de exterminio nazi de Auschwitz, en la última etapa de su viaje a Polonia.

 

A su llegada al campo de Auschwitz, a las afueras de la ciudad polaca de Cracovia, el Pontífice se detuvo a orar ante el conocido como "muro de la muerte", uno de los paredones donde durante la Segunda Guerra Mundial los nazis fusilaron a miles de seres humanos.

El cineasta Alain Resnais, autor de la aclamada cinta Hiroshima mon amour (1959), visitó el campo de concentración nazi de Auschwitz doce años después de la liberación.

Página 1 de 5