La organización agraria Asaja en Andalucía ha valorado este jueves el empleo, por parte de agricultores, de variedades transgénicas en sus cultivos por ser una tecnología "más productiva y plenamente sostenible", que "reduce el consumo de recursos, necesita menos suelo, menos agua y menos energía", por lo que ha urgido a la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía a que "fomente el desarrollo, la investigación y el empleo de la biotecnología agraria" en la comunidad.
Miles de personas han participado en la manifestación convocada por COAG-Andalucía para poner de relieve el rechazo a los transgénicos, por los "problemas" que su uso acarrea al conjunto del sector agrario y reclamar una apuesta decidida de la Administración Autonómica por la biodiversidad agrícola, la seguridad alimentaria de los consumidores y la soberanía alimentaria andaluza.
El director científico de la empresa de biotecnología Biópolis S.L Daniel Ramón Vidal ha declarado este viernes que "somos totalmente dependientes de los alimentos transgénicos". Según el investigador, la población mundial se ha duplicado y el espacio libre para cultivar es escaso, con lo que son necesarios los cultivos transgénicos para que el espacio disponible rinda mejor. "Hay millones de personas muriendo de hambre en el mundo y hay que buscar soluciones para dar de comer a todos con el menor impacto ambiental posible". Vidal ha participado este viernes en el curso organizado por la sede de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en Sevilla 'Alimentación y salud. Alimentos funcionales'.
El acuerdo del Consejo de Gobierno --en marzo de 2008-- de declarar a Canarias como Zona Libre de Transgénicos ha quedado en 'poco más' que una declaración de intenciones, según han reconocido algunos de los representantes de la Plataforma Canarias Libre de Transgénicos, que desde su aprobación solicitaron un compromiso para lograr que de forma efectiva el archipiélago se 'blindase' a este tipo de cultivos.

Página 1 de 5