Varios médicos realizando un trasplante.
  • La sanidad pública británica incluirá en el programa para trasplantes de hígado a pacientes con una enfermedad hepática grave derivada del consumo de alcohol.
  • El programa ha reabierto el debate en los medios británicos sobre si este tipo de enfermos merece un tratamiento de estas características.
  • En el Reino Unido, estos pacientes son excluidas de la posibilidad de recibir un trasplante de hígado porque su pronóstico no otorga grandes opciones de mejora.
Roger Moore en la piel de James Bond en la película 'Moonraker'.
  • La investigación se basa en el análisis de las 14 novelas de Ian Fleming, en las que el agente consumía cinco de sus "Martini, agitado, no revuelto" diarios.
  • Semanalmente Bond ingería 92 unidades de alcohol (736 gramos), una tasa que multiplica por cuatro el máximo recomendado.
  • "El nivel de funcionamiento físico, mental y sexual que llevaba Bond de acuerdo con las novelas, es incompatible con el nivel de alcohol que consumía", dicen.
El delincuente se sentó en el bar, sacó un cuchillo grande y dijo que quería "poner a alguien en su lugar".
  • Un proyecto pionero de la fundación holandesa De Regenboog paga a sus empleados alcohólicos con cerveza.
  • La fundación tiene una plantilla de 20 hombres que se encargan del mantenimiento de un parque de Amsterdam, les pagan con comida y cerveza.
  • "Lo cierto es que el acercamiento que proponemos a esta enfermedad es tan pragmático como efectivo", aseguran desde la organización.
  • "Si no fuera por este trabajo, seguirían yendo al supermercado a las ocho de la mañana para comprar cerveza", afirman.
Jóvenes en un bar de copas.
  • Han comprobado cómo el consumo crónico de alcohol causa alteraciones en la mielina, sustancia responsable de la transmisión de impulsos nerviosos.
  • Afectan, por tanto, a la conducta de un individuo.
  • Por medio de técnicas de neuroimagen ya se había demostrado que existían alteraciones importantes, pero faltabacsaber qué mecanismo estaba detrás de ellas.
Un internauta mira una fotografía en Facebook.
  • Los universitarios con fotos o comentarios sobre beber o emborracharse en su Facebook son más propensos a tener problemas con el alcohol.
  • Pueden resultar un indicador de problemas futuros, aunque la ingesta de alcohol no coincida en el tiempo con las publicaciones realizadas en Facebook.
  • Seis de cada 10 estudiantes evaluados ofrecieron un perfil de riesgo.
  • Así lo determinan investigadores de la University of Wisconsin-Madison, en un estudio publicado en 'Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine'.
  • Qué no publicar nunca en Facebook.
Botellas de bebidas alcohólicas.
  • Los expertos advierten de un aumento en el consumo de alcohol, sobre todo entre jóvenes, durante las comidas.
  • Un exceso dificulta una dieta saludable y da lugar a efectos adversos en el metabolismo.
  • Consumir demasiado alcohol provoca, de forma indirecta, obesidad, diabetes mellitus e incluso el cáncer.
  • Ingerir alcohol de forma moderada en comidas es considerado algo saludable.
La Navidad sitúa a las personas con adicción al alcohol en situación adversa.
  • Sin embargo, algunos rasgos de la personalidad facilitan el contacto con las drogas.
  • Los antecedentes de familiares con problemas psiquiátricos aumentan el riesgo.
  • La mezcla de pastillas, alcohol y cannabis es lo que más casos de sobredosis provoca entre los adolescentes.
Una persona tomando un combinado de alcohol en un bar de copas.
  • Se basa en una mutación genética de un 20% de asiáticos, intolerantes al alcohol.
  • En ratones 'alcohólicos' se logró disminuir la adicción en más de un 50%.
  • Bastaría con inyectarse una vez al mes para comenzar a desactivar la adicción.
Kirsten Dunst.
  • La actriz, de 28 años, estuvo ingresada en un centro de rehabilitación hace dos años.
  • Parecía recuperada de sus problemas con el alcohol, pero allegados de la actriz han vuelto a llamar la atención sobre el estado de salud de Dunst.
  • Aseguran que sigue bebiendo muchísimo y pierde el control.
Botellas de alcohol de diferentes marcas.
  • El gen CYP2E1 codifica una de las enzimas que se encarga de metabolizar el alcohol, la otra está situada en el hígado.
  • "El alcoholismo es una enfermedad muy compleja y existen muchas razones por las que la gente bebe, no sólo la genética".
  • El descubrimiento de este gen puede ser utilizado en los tratamientos para recuperar la sobriedad.

Página 1 de 9