La ausencia de 18 controladores este lunes en su puesto de trabajo del centro del control de Barcelona-El Prat, encargado del área mediterránea, ha causado cuatro cancelaciones de vuelos en el Aeropuerto de Palma, donde a su vez, 32 operaciones (12 llegadas y 20 salidas) han sufrido retrasos de más de una hora, de las cuales 10 eran nacionales y 22 internacionales.

Página 1 de 10