Una familiar llora abatida a las puertas de IFEMA (Reuters)

Página 1 de 6