Cómo tratar las ampollas de los pies con remedios naturales

  • Para prevenir posibles infecciones es mejor no pincharlas

Las ampollas son una especie de bolsa acuosa muy comunes que aparecen en manos y pies a causa de la fricción de la piel con otro material, como puede ser el de los zapatos. A pesar de que en principio no requieren ningún tipo de atención médica, son muy incómodas y molestas, por eso, si quieres saber cómo deshacerte de ellas con remedios naturales, no te pierdas el próximo practicogrma.

1 Agua con sal.

Un buen remedio para acabar con las ampollas es mezclar en un barreño agua caliente con abundante sal y sumergir en él los pies durante algún tiempo. Esto ayudará a que las molestas ampollas se sequen y se vacíen de forma rápida sin necesidad de pincharlas y provocar una posible infección.

2 Aloe vera.

Uno de los productos más populares de los últimos tiempos en el aloe vera, un remedio natural para muchas cosas, entre ellas las ampollas. Esto se debe a que el aloe es un antiinflamatorio natural, por lo que ayudará a reducir la inflamación de la ampolla, y gracias a sus propiedades hidratante ayudará a una más rápida curación.

Recuerda que lo más efectivo es aplicar el gel recogido de la planta, y no una crema con otros ingredientes que pueden ser perjudiciales para la curación de la ampolla.

3 Vaselina.

Otro de los remedios que puedes utilizar para acelerar la curación de las ampollas es aplicar sobre la zona afectada un poco de vaselina, que ayudará a que la bolsa que se ha formado se vacíe más rápidamente y por lo tanto se cure antes. Además, también es bueno aplicarla para prevenir su aparición, ya que evitarás la fricción que las provoca.

4 Vinagre de manzana y cebolla.

Aunque este remedio es un poco más trabajado también es muy sencillo. Tan solo tendrás que triturar una cebolla y mezclarlo con un poco de vinagre de manzana, que gracias a sus propiedades antibacterianas te ayudará a prevenir la infección de la ampolla.

Es importante que controles la zona afectada y la mantengas limpia para que no se infecte, sobre todo en verano que se utilizan zapatos abiertos, ya que si se infectan puede derivar en un problema mayor y necesitarás acudir a tu médico para que te mande algún tratamiento.

5 Ajo.

El ajo es otro de los productos que puedes utilizar para las ampollas. Para ello tan solo tienes que pelar un diente de ajo, y frotarlo con la zona afectada, o bien sujetarlo contra la ampolla con la ayuda de una gasa durante unos 5 o 10 minutos.

Otra forma de utilizarlo es triturar un par de ajo y aplicar sobre la ampolla con la ayuda de una gasa o un algodón, esto ayudará a que se seque de forma más rápida.

6 Otros consejos.

Otras recomendación que puedes seguir para tratar las ampollas es cubrirlas con tiritas cada vez que utilices calzado para evitar la fricción continua en la zona y el dolor. Además, es aconsejable que cada vez que estés en casa tengas la zona al descubierto, para que el aire ayude a su curación.

Por otro lado, utilizar calzado de buena calidad que no apriete mucho o que no vaya demasiado suelto, es una buena forma de prevenir la aparición de ampollas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento