El presidente de Rusia, Vladímir Putin y su homólogo chino Xi Jinping.
Salirse de la órbita del euro y el dólar tiene consecuencias para los negocios de Rusia con el resto del mundo, hasta el punto de poner en serios aprietos a algunos de los principales exportadores de ese país.
  • Rusia reduce de nuevo el volumen del depósito de divisas obligatorio para empresas
  • La UE eleva la presión sobre Rusia: no podrá demandar a los Veintisiete por inversiones energéticas
  • Rusia extiende la prohibición de exportar arroz hasta el 31 de diciembre de este año
Así es cómo la sobreproducción en China y sus productos baratos amenazan la economía global-
El pinchazo de la burbuja inmobiliaria en China ha llevado al gobierno a optar por la sobreproducción industrial para evitar el colapso económico. Esta producción descontrolada inunda el mercado europeo con productos a precios excepcionalmente bajos y aumenta el riesgo.
  • La UE eleva la presión sobre Rusia: no podrá demandar a los Veintisiete por inversiones energéticas
Las materias primas no dan tregua: los bancos de inversión anticipan precios aún más altos.
El auge de la Inteligencia Artificial, la fabricación de vehículos eléctricos y el aumento en gasto militar son solo algunos de los motivos que supondrán un encarecimiento aún mayor para estos productos.
  • Las solicitudes de desempleo en Estados Unidos repuntan hasta máximos de 10 meses
  • La sombra del fraude de los hidrocarburos obstaculiza su relación con la banca
  • Fondos y grandes empresas apuestan por el potencial al alza de las startups de clima
La próxima guerra comercial entre Estados Unidos y China será por el control de las materias primas.
El Viejo Continente podría verse afectado si estos  países intensifican las tensiones por el suministro de productos esenciales para la producción de baterías, vehículos eléctricos y dispositivos electrónicos.
  • Inditex amplía su talla a 150 mil millones en bolsa con sombras en Shein y el lujo francés
  • Repsol instalará un centenar de puntos de recarga en dos rascacielos de Madrid y Barcelona
  • La sombra del fraude de los hidrocarburos obstaculiza su relación con la banca

Página 1 de 5