Bonos públicos y privados

'Winter is coming...' Récord de 100.000 millones en emisión de deuda europea

El coste de la financiación encara el final del ciclo más barato de la historia con la retirada de estímulos por parte de los bancos centrales para poner freno a la inflación y las empresas se adelantan.

Billetes, dinero, euros, deuda
'Winter is coming...': estados y firmas emiten un récord de 100.000 millones
JUNTA DE ANDALUCÍA
Billetes, dinero, euros, deuda

El mercado se prepara para la retirada de estímulos monetarios -incluida la subida de tipos de interés- por parte de los bancos centrales para hacer frente a la elevada inflación. El cambio de escenario repercute al coste al que las empresas o estados se financian. Tras la irrupción de la pandemia, pudieron recaudar efectivo para sufragar las pérdidas que provocó la crisis sanitaria y lo hicieron sin apenas coste. Sin embargo, la situación va a cambiar en los próximos meses, y tanto emisores públicos como privados buscan aprovechar los tipos actuales, todavía muy bajos, para recaudar efectivo ahora y evitar pagar más una vez suban los tipos. Como resultado, el mercado de deuda europea ha marcado un récord durante la última semana al rozar los 100.000 millones de euros en emisiones.

La Reserva Federal de EEUU (Fed) prepara la subida de tipos para este 2022 y los inversores prevén que realice hasta cuatro a lo largo del año junto a la reducción de compras de deuda. Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE), pese a que cambiará las tasas actuales -el tipo de interés principal se sitúa en el 0%, la facilidad de depósito (al que la banca guarda sus reservas), en el -0,5%, y la facilidad marginal de crédito, en el 0,25%-, sí ha acelerado la retirada de compras de bonos. El escenario presiona ya al mercado de deuda pública, donde los rendimientos suben y el bono alemán -el único en la zona euro que se mantiene en negativo- ha marcado máximos desde mayo de 2019 y se aproxima al 0%.

Ante la incertidumbre sobre hasta cuándo permanecerán los tipos negativos, el mercado de deuda acelera las emisiones. Así, en la segunda semana del año se ha emitido deuda por valor de 107.000 millones de dólares (casi 93.4000 millones de euros), según datos de 'Bloomberg'. La deuda emitida por los tesoros públicos, agencias y supranacionales copan la mayor actividad desde el lunes, el 50,4% de las emisiones totales. Por su parte, las instituciones financieras representaron el 34,3% del efectivo recaudado, mientras que los bonos corporativos fueron el 15,3%. No obstante, estos dos grupos han reducido las emisiones respecto a 2020, cuando se estableció el anterior récord semanal.

Entre quienes han obtenido financiación en los últimos días está el Estado español. El Tesoro Público captó este martes 15.516 millones de euros mediante una subasta de letras del tesoro a seis y doce meses y una colocación sindicada, la primera de este tipo del año 2022, de un bono a diez años. Las emisiones de letras se realizaron a tipos negativos, aunque con rendimientos superiores al de las últimas subastas. En el caso del bono, la rentabilidad se situó en el 0,753%, mientras que el coste medio de las emisiones realizadas por el Tesoro en 2021 fue negativo (-0,04%) por primera vez en la historia. 

En lo que va de 2022, el Tesoro ha emitido un total de 21.083 millones de euros en lo que va de año, a un coste del 0,307%. Hasta diciembre prevé  emisiones netas por valor de 75.000 millones de euros, similar a las registradas el año pasado, y se concentrarán en la primer mitad del año, según explicó el secretario general del Tesoro, Carlos Cuerpo

El mercado de deuda también se ha visto impulsado por la emisión en Francia del primero bono de 2022 de la Caisse d'Amortissement de la Dette Sociale (CADES), la agencia estatal francesa encargada de financiar y amortizar la deuda social francesa, por valor de 6.000 millones de euros y con una rentabilidad del 0,465%. En la subasta registró una demanda récord de 26.500 millones. A su vez, el fondo europeo de estabilidad financiera captó una oferta de 30.000 millones de euros para su emisión en dos partes de 5.500 millones de euros

Las compañías tampoco se han quedado al margen de estas emisiones ante la incertidumbre de la evolución del coste de su deuda. En España, el proveedor tecnológico para el sector de viajes, Amadeus, canceló anticipadamente un bono de 500 millones de euros que emitió en febrero pasado y lanzó este martes una nueva emisión de bonos por el mismo importe para el pago de la amortización anticipada del que cancela. De esta manera, logra alargar el vencimiento a un tipo de interés más beneficioso: la nueva emisión es variable euríbor a tres meses más 60 puntos básicos -el que se cancela era de 65 puntos básicos-, pagadero trimestralmente. 

En el sector bancario, CaixaBank se ha estrenado en el mercado de deuda con una colocación de deuda senior preferente por importe de 1.000 millones de euros con etiqueta social. Mientras, el grupo Santander captó este lunes financiación en los mercados de capitales con dos emisiones de deuda, una de su filial británica Santander UK y otra de Santander Consumer Finance. Por un lado, Santander UK cerró una emisión de deuda sénior no garantizada de 500 millones de libras esterlinas (casi 600 millones de euros) y, por otro lado, Santander Consumer Finance captó 750 millones de euros por una emisión de deuda sénior preferente.

Fuera de España, otra turística, la aerolínea húngara Wizz Air también lanzó un nuevo bono de 500 millones de euros para, entre otros objetivos, reembolsar 300 millones de libras (casi 360 millones de euros) al Banco de Inglaterra por la financiación Covid-19. Además, entre las emisiones de deuda corporativa más destacadas en los últimos días en Europa, se sitúan las de las energéticas Enel y E.On o la holandesa Prosus -mayor accionista de Tencent-, que recaudaron al menos 1.000 millones de euros cada una, según datos de Bloomberg.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento