Desinversiones por 20.000 millones

Una nueva élite de rusos ocupa el vacío que dejan las multinacionales occidentales

Centro comercial en Moscú.
Centro comercial en Moscú.
DPA vía Europa Press
Centro comercial en Moscú.

Una nueva cohorte de la élite empresarial rusa ha surgido para aprovechar el vacío dejado por la súbita retirada de las empresas internacionales tras la invasión del presidente Vladimir Putin en Ucrania. Las ventas a precio de saldo de grandes cadenas de tiendas, fábricas y negocios ha hecho ricos a muchos.

La última ola de empresarios que aprovechan su oportunidad ha adquirido activos a precios rebajados después de que la guerra provocara la salida de multinacionales debido a la presión de las sanciones y sus propios inversores.

Gigantes de la comida rápida como McDonald's Corp., el grupo de envases Ball Corp. y la empresa química Henkel AG se encuentran entre las compañías que han vendido negocios por al menos 20.000 millones de euros en 2022 y la primera mitad de este año, según una estimación de la agencia de noticias e investigación AK&M.

En un ejemplo de cómo la guerra está remodelando el mundo empresarial de Rusia, los compradores no provienen de las filas de los más ricos del país y la mayoría no son conocidos fuera de la nación. 

Han estado en el negocio durante décadas, en algunos casos en las operaciones que compraron y en varios casos junto a famosos multimillonarios. Y a diferencia de la mayoría de la vieja guardia de oligarcas que se enriquecieron en los años 90 o desde la llega de Putin, no han sido incluidos en las listas de sanciones de EEUU o la UE.

Los magnates son beneficiarios de que Rusia se está volviendo más autárquica en la última ola de redistribución de activos. Los oligarcas originales construyeron su riqueza a partir de recursos y banca hace más de tres décadas después del colapso de la Unión Soviética. Fueron en gran medida reemplazados por un grupo que amasó sus fortunas bajo el gobierno de Putin.

Compradores con conexiones

Ivan Tavrin, exdirector de una empresa móvil rusa y exsocio del multimillonario Alisher Usmanov, recientemente gastó más de 2.000 millones de dólares en el negocio de anuncios clasificados locales de Prosus NV, Avito. También ha comprado otros activos, convirtiéndose en el mayor hacedor de acuerdos en tiempos de guerra hasta el momento.

El Grupo Arnest de Alexey Sagal se centraba en perfumes y cosméticos antes de adquirir los activos de envases de bebidas de Ball en septiembre del año pasado y luego adquirir las operaciones rusas de Heineken NV, incluyendo siete cervecerías, por 1 euro en agosto de este año.

La esposa de Sagal, Elena, solía ser la directora general de Arnest antes de servir como senadora en la cámara alta del parlamento durante varios años hasta 2012 como miembro del partido gobernante.

Alexander Govor fue uno de los primeros hacedores de acuerdos en aprovechar cuando las empresas extranjeras comenzaron a retirarse, adquiriendo el negocio ruso de McDonald's en mayo del año pasado y plantas de envasado en septiembre. Aunque Govor ya era un socio franquiciado de la cadena de comida rápida, comprar toda la red de 850 restaurantes rusos fue un gran paso desde operar solo 25.

La fortuna de Govor proviene de su participación en Yuzhkuzbassugol, uno de los mayores productores de carbón coquizable de Rusia. Salió en 2007 después de dos explosiones mortales en las minas, vendiendo a Evraz, la empresa siderúrgica en parte propiedad del multimillonario Roman Abramovich.

Años después, el empresario se convirtió en socio franquiciado de McDonald's. En otros lugares, el equipo de gestión local liderado por Timur Gabidullin compró la fábrica de pulpa y papel de Sylvamo Corp.

La Información
La Información

Diario económico de referencia en España que te ayuda a entender la economía y tomar las mejores decisiones para tus finanzas

Mostrar comentarios

Códigos Descuento