Doble velocidad

El tropiezo de IAG no trastoca el potencial del sector en pleno retorno a beneficios

Gráfico aerolíneas
El tropiezo de IAG no trastoca el potencial del sector en pleno retorno a beneficios. 
Nerea de Bilbao (Infografía)
Gráfico aerolíneas

Las aerolíneas europeas atraviesan un vuelo a doble velocidad. El apoyo de JP Morgan a las compañías 'low cost' del sector trazó este jueves dos rutas diferentes. Una para IAG, Air France y Lufthansa, que experimentaron caídas superiores al 2%, y otra para Ryanair y Easyjet, que registraron tímidas subidas en mitad de la jornada roja que vivieron los parqués del Viejo Continente. El apoyo de este gigante de la banca de inversión provocó una división bursátil bajo la expectativa de que los 'players' tradicionales se pueden ver afectados en mitad de los síntomas de freno económico.

En concreto, la firma americana argumenta que el aumento de capacidad puede lastrar el rendimiento de estos operadores en un contexto económico más débil. El dato de PIB de la eurozona y la UE correspondiente al tercer trimestre, que ha caído un 0,1% en la región de la moneda única, mientras que en el club de los 27 se ha estancado han alimentado esta premisa. El foco de atención se ha trasladado a compañías como Ryanair o Easyjet, que pueden salir beneficiadas tanto en márgenes como en crecimiento.

Este cisma que ha abierto JP Morgan se produce después de que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) haya anticipado que las aerolíneas terminarán de reponerse este 2023 del impacto ocasionado por la pandemia con una estimación de beneficios netos totales de 23.300 millones de dólares (unos 21.500 millones de euros), las primeras ganancias desde 2019, el último ejercicio completo sin Covid, cifra que se elevará a los 25.700 millones de dólares en 2024.

La organización augura que será el próximo año cuando superen los ingresos prepandemia con una facturación de 964.000 millones de dólares (894.230 millones de euros) en 2024, cifra récord para el sector que supone un incremento del 7,6% con respecto al año ejercicio actual. No obstante, sí que alertan de que los márgenes de crecimiento previsto del 2,7% para el siguiente ejercicio se encuentran por debajo de lo esperado por los inversores.

"De promedio, las aerolíneas logran 5,45 dólares por pasajero, suficiente para comprar un café en el Starbucks del aeropuerto de Londres, pero insuficiente para construir un futuro resiliente a los problemas que puede afrontar una industria de la que depende el 3,5 % del PIB mundial", ha lamentado Willie Walsh, director general de IATA. De hecho, admiten que el coste de capital será superior a la rentabilidad neta, con diferencias regionales de calado en los resultados.

Si bien la caída de la inflación, la fortaleza del empleo y la demanda puede ser positiva para el sector, estos vientos de cola se pueden ver truncados por los riesgos asociados a la posible recesión, especialmente en el Viejo Continente, así como el freno económico en China. De momento, la moderación de precios ha favorecido a las aerolíneas en el último mes y medio. En las cinco citadas se observa un cambio de tendencia desde finales de octubre, cuando el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra (BOE) y la Reserva Federal (Fed) constataron la pausa en los tipos.

En un horizonte de poco más de mes y medio, las aerolíneas han pegado un acelerón bursátil. Los avances más significativos los experimentan Easyjet y Ryanair, con un alza del 34% y del 29%, respectivamente, al que le siguen Lufthansa con casi un 27% y, en menor medida, IAG (+16%) y Air France (+7,6%). En mitad de esta remontada, el potencial se mantiene a doble dígito en todos los casos, aunque es mayor en las empresas enmarcadas dentro de la categoría de bajo coste, siendo la firma fundada por Michael O'leary la favorita de los analistas con un recorrido potencial a doce meses del 30% y un 100% de recomendaciones de compra.

Todo ello a pesar de que es la firma de las analizadas que más ha repuntado este año, con un rebote superior al 50% hasta ayer, seguido muy de cerca por su homóloga británica Easyjet (+48%). Con el correctivo de ayer, el 'holding' que integra British Airways, Iberia o Vueling, se revaloriza desde principios de 2023 más de un 30%. El caso de la firma irlandesa es particular ya que es la única que cotiza por encima de los niveles preCovid. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento