Con leves retrocesos 

Toshiba dice adiós a la Bolsa de Tokio tras 74 años: las claves de la histórica marcha

Toshiba logotipo en un smartphone
Toshiba logotipo en un smartphone
SOPA Images / Getty Images
Toshiba logotipo en un smartphone

Toshiba, la empresa tecnológica japonesa, ha registrado este martes su última sesión en la Bolsa de Tokio. Al cierre, la firma retrocedía levemente, un día antes de decir adiós al mercado bursátil por la formalización de su privatización. 

Toshiba ha expresado a través de un comunicado "su sincera gratitud a sus accionistas y a otras partes interesadas por su compresión y su apoyo incondicional a la administración de la compañía durante muchos años desde que la empresa salió a Bolsa".

La empresa ha afirmado que "dará ahora un paso importante hacia un nuevo futuro" de la mano de su nueva gestión y dijo que, pese a la privatización, "se esforzará por mejorar aún más su valor corporativo y contribuir a la sociedad", para lo que pidió "comprensión y apoyo continuos".

Las acciones de Toshiba cerraron este martes en 4.590 yenes (29,25 euros) por título, diez yenes menos que la sesión anterior o un retroceso del 0,22 %, en su última sesión como empresa de capital abierto tras 74 años, en la que las operaciones fueron limitadas.

¿Por qué sale Toshiba de la Bolsa de Tokio? 

Los accionistas de la empresa aprobaron el pasado 22 de noviembre la consolidación de todas sus acciones y su marcha del mercado bursátil culmina su compra por parte de un consorcio liderado por el fondo de inversión Japan Industrial Partners (JIP) del que pasará a ser filial, en una operación valorada en unos 2 billones de yenes (12.755 millones de euros).

La icónica empresa japonesa lleva años inmersa en graves problemas económicos, salpicada por diversos escándalos de contabilidad en décadas previas y grandes pérdidas en su negocio nuclear, que la llevaron a desprenderse de varias de sus ramas más importantes, como las de semiconductores, sensores de imagen u ordenadores.

Años en busca de la reestructuración 

El gigante tecnológico japonés lleva años tratando de llevar a cabo una reestructuración que ha estado salpicada de obstáculos procedentes de su propio accionariado, especialmente de los mencionados inversores foráneos con los que ahora podrá cortar lazos.

La OPA estaba destinada a desprenderse de la influencia de esos inversores con vistas a centrarse en áreas con potencial de crecimiento como la tecnología cuántica o las infraestructuras, según la directiva de la empresa.

Fundada en el año 1875, Toshiba fue en su día una de las mayores corporaciones tecnológicas del mundo. Comenzó como fabricante de electrodomésticos y gradualmente diversificó sus ramas de negocio a áreas como las de la infraestructura o la energía.

L.I.
Redacción

Diario económico de referencia en España que te ayuda a entender la economía y tomar las mejores decisiones para tus finanzas

Mostrar comentarios

Códigos Descuento