Vale 28.000 millones

¿Al 'top 5' del Ibex? Naturgy se agiganta por la falta de acciones y el boom del gas

La gasista se dispara más del 30% en bolsa desde que finalizó la opa de IFM y el fondo australiano entró en su accionariado, incorporación que ha reducido el 'free-float' por debajo del 10% del capital.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, conversa con el presidente de Naturgy, Francisco Reynés.
La ministra Reyes Maroto conversa con el presidente de Naturgy, Francisco Reynés.
Europa Press
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, conversa con el presidente de Naturgy, Francisco Reynés.

Naturgy está viviendo su momento más dulce en bolsa en el que puede ser el mejor mes de su historia a falta de dos jornadas hábiles para el cierre de 2021. La gasista acumula una revalorización del 19% en diciembre, un registro solo superado desde que cotiza por noviembre de 2020. Su agigantamiento sobre el parqué le ha llevado a superar los 28.000 millones de euros de capitalización bursátil con una subida en lo que va de 2021 del 62%, del 55% si se excluye el pago de hasta tres dividendos desde enero y del 31% si se toma como punto de partida el precio de la opa de IFM.

Se convierte así en el tercer mejor valor del Ibex 35 en lo que va de año por detrás de Fluidra (+69%) y Sabadell (+68%), excluyendo a Rovi (+93%) que apenas lleva unos días en la lista. Por primera vez, la compañía que preside Francisco Reynes aspira a situarse entre las cinco mayores compañías del índice por capitalización bursátil por detrás de Inditex, Iberdrola, Santander, BBVA y Cellnex Telecom, pero muy por delante de otras ilustres acciones como Endesa, Telefónica, Ferrovial, Caixabank o Repsol.

Además, la gasista ha sido una de las más 'generosas' repartiendo dividendos con un desembolso de 1.289 millones de euros, o 1,33 euros por acción. Ha mantenido la retribución de la empresa alrededor de los 1.300 millones anuales por cuarto año consecutivo. Desde 2018, Naturgy ha repartido entre sus accionistas 5,58 euros por acción o más de 5.340 millones de euros que hubiesen elevado todavía más su capitalización actual al no haberse producido estas millonarias salidas de caja.

Presión por bajo free-float

El final de la opa de IFM sobre la compañía ha provocado un efecto de escasez de acciones de la compañía en bolsa que se está traslando a la cotización en forma de presión compradora. De hecho, el fondo australiano aspiraba a quedarse con el 22,7% del capital de la empresa con su oferta pública de compra pero finalmente solo alcanzó el 10,83%. La jugada le ha salido más que redonda y acumula plusvalías latentes de más de 700 millones de euros teniendo en cuenta lo que pagó en la opa (22,07 euros) y el precio pagado por el 1,2% que ha adquirido con posterioridad al mercado.

El nuevo socio de referencia de Naturgy no se ha quedado quieto tras incumplir su objetivo inicial y comenzó a comprar acciones a mediados de noviembre pocos días después de recibir de la gasista un dividendo de 42 millones de euros que reinvirtió en la compra de acciones, como avanzó ‘La Información’. Hace tres semanas, IFM volvió a mover ficha con una compra de acciones de 245 millones de euros que han situado su participación por encima del 12% y cada vez más de su objetivo final del 20% del capital con el que reclamar 2 asientos en el consejo de administración.

El resultado de estas operaciones, junto al 2% del capital que fue comprando CriteriaCaixa entre mayo y octubre, han dejado a Naturgy con un bajo 'free-float' (porcentaje de acciones libres que no están en manos de accionistas estables) que está notándose en la negociación en bolsa del grupo. Fuentes financieras estiman que se sitúa por debajo del 9% del capital. Solo entre el holding de La Caixa (26,7%), CVC-Alba (20,7%), GIP (20,6%) e IFM (12%) controlan más del 80% del capital de la empresa gasista. La cotización de Naturgy se ha elevado más del 30% desde el final de la opa.

Perdió 10.000 accionistas en la opa

Adicionalmente, otros accionistas que salieron del capital han tenido que recomprar acciones como las gestoras de fondos indexados Blackrock, Amundi, Capital Research o Vanguard, que agrupan alrededor del 3,5% del capital. Esto se debe a la presencia en índices de referencia como el español Ibex 35 o de aquellos vinculados a su posición sectorial en el mercado eléctrico y del gas. Tras los últimos movimientos accionariales también sigue en el capital Sonatrach (4,1%) su socio en el gasoducto Medgaz. 

Según cálculos de la compañía, la opa australiana solo provocó un pérdida del 14% en su masa accionarial, que ha pasado de los 70.000 accionistas que declaraba hasta este verano a unos 60.000 propietarios de sus acciones a diciembre. Con estas cifras en la mano, el promedio de títulos en manos de cada uno de ellos se sitúa en torno a las 1.600 acciones.

El otro gran impulso de los inversores en bolsa para Naturgy procede de la situación histórica que está registrando el mercado del gas natural en Europa. La compañía catalana aunque con sede en Madrid es un operador dominante en España pero también en el sur de Europa debido a la relación privilegiada con Argelia y el largo historial en el transporte de GNL (Gas Natural Licuado). De hecho, la empresa cuenta con 12 metaneros contratados en exclusiva, según su página web, para la importación y exportación.

Los precios del gas en Europa, según la referencia holandesa TTF o la española del Mibgas, registraron cotas récord por encima de los 180 euros por MWh entre el 21 y 22 de diciembre debido a la presión de Rusia sobre el suministro al este de Europa. Las cotizaciones alcanzaron un nivel de emergencia y crítico, según los operadores, que tuvo amplias consecuencias en el mercado gasista. Por ejemplo, una numerosa cantidad de barcos con GNL que iban en dirección a Asia cambiaron de rumbo hacia el Viejo Continente porque las gasistas europeas estaban dispuestas a pagar una prima por ellos. En los últimos días, los precios han caído un 50%.

Ruben J. Lapetra
Coordinador de Mercados

Periodista especializado en finanzas y tecnología. Escribo desde hace más de dos décadas en diarios líderes de información económica. He participado en el desarrollo de producto del área de mercados en los medios digitales en los que he trabajado. Me apasionan los nuevos proyectos y el aprendizaje continuo. Formé parte de Expansión.com durante cerca de cuatro años hasta que me involucré, sin dejar de escribir, en lanzamientos como ElEconomista.es (2005), Cotizalia y Teknautas en ElConfidencial (2007-2012), LaInformacion.com (2009), Hemerotek (2013) y ElEspañol.com (2015). Ayudé a crear un índice de bolsa, otro de vivienda y trabajé en dos fintech (WebFg y Finect). A finales de 2018 me reincorporé a LaInformación.com para relanzar su área de mercados y cotizaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento