Pascal Dudle (Vontobel)

"Smurfit Kappa o NIBE son empresas para invertir ante el cambio sostenible"

El responsable de la división 'Listed Impact' profundiza en la industria de la energía, donde algunas compañías se pueden ver favorecidas y abrir ventanas de oportunidad en el plano de la inversión. 

Pascal Dudle, Head of Listed Impact de Vontobel
Pascal Dudle, Head of Listed Impact de Vontobel
Vontobel
Pascal Dudle, Head of Listed Impact de Vontobel

La guerra de Ucrania está cambiando las reglas del juego, además de favorecer la evolución hacia una mayor sostenibilidad y evitar la dependencia del gas ruso. El sector de la energía está altamente encendido y hay algunas compañías que se pueden favorecer y abrir ventanas de oportunidad en el plano de la inversión. Pascal Dudle, responsable  de  estrategias de impacto de Vontobel AM, profundiza en toda esta industria y las posibilidades existentes.

Tras la invasión de Rusia a Ucrania, parece que la Unión Europea ha decidido dar ya un impulso a las energías renovables en un intento por abandonar la dependencia energética de otros países. ¿Va a ser definitivo?

La invasión rusa de Ucrania es muy preocupante, pero como inversores activos que somos, seguimos centrándonos en lo que mejor sabemos hacer, identificar y seleccionar empresas que puedan sortear con éxito este entorno imprevisible. Es probable que la Unión Europea tome medidas para reducir su dependencia del suministro energético ruso.

Las centrales eléctricas de gas generan hoy alrededor del 15% de la electricidad europea. Las medidas para reducir este porcentaje podrían conducir a una mayor y más rápida inversión en energías renovables, lo que beneficiaría no sólo a los fabricantes de aerogeneradores o a las empresas solares, sino también a los proveedores de la necesaria ampliación de la infraestructura de red. 

La renovación de los edificios existentes con mejores materiales de aislamiento y tecnologías de ventilación contribuirá a reducir el consumo de gas. En términos generales, el aumento de los precios de la energía beneficia a las empresas que tienen productos y servicios para mejorar la eficiencia energética, acortando los plazos de amortización para sus clientes.

¿Y cómo actuarán las empresas en este entorno?

Las mayores tensiones geopolíticas que han puesto en alerta a los gobiernos también pueden impulsar acciones en las empresas para aumentar la resistencia de sus negocios y reducir las dependencias. Para controlar los costes, también invertirán para aumentar la eficiencia operativa. Esto beneficia a las empresas que permiten la automatización de fábricas y almacenes, así como todo tipo de optimización de procesos. 

Las preocupaciones impulsadas por la geopolítica se suman a los esfuerzos para combatir el cambio climático, que se centran sobre todo en la eficiencia energética y el suministro de energías renovables. Las empresas orientadas a estas tendencias deberían beneficiarse en última instancia de la mayor necesidad de mejorar la resistencia y reducir el consumo de energía y, por extensión, la dependencia de los países exportadores de energía.

La evolución de la regulación también parece favorable…

Así es, el entorno normativo se ha vuelto más dinámico y se han realizado importantes avances en los últimos años. Por ejemplo, la Unión Europea introdujo su Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles (SFDR), confirmando una vez más la ambición de Europa de liderar la inversión sostenible. El concepto tiene que cobrar vida todavía. Algunos detalles están fijados, otros vendrán después. 

Las empresas están más vigiladas y tendrán que ajustar sus actividades y sus informes, al igual que los gestores de activos que poseen sus acciones. Por lo tanto, la perspectiva de las tecnologías limpias sigue siendo atractiva y las empresas que aportan soluciones a los retos climáticos y medioambientales probablemente ganen cuota de mercado y se enfrenten a menos problemas de regulación respecto a sus competidores.

Desde el punto de vista de un inversor, ¿cómo elegir los valores más interesantes del sector?

Le puedo contar cómo lo hacemos nosotros, y es siguiendo fielmente nuestro proceso de inversión; basado en la selección de compañías desde una perspectiva ascendente, bottom-up y que, además, está impulsado por la convicción. Los conocimientos que se derivan de nuestra integración coherente de los aspectos financieros, de impacto y de sostenibilidad garantizan que nuestras inversiones puedan impulsar el cambio con modelos de negocio sostenibles y rentables.

En línea con nuestra propuesta de inversión, las consideraciones de sostenibilidad forman parte integral a la hora de determinar el universo. Dado que sirven principalmente para reducir los riesgos, las empresas deben cumplir unos requisitos mínimos definidos; de lo contrario, quedan excluidas del universo de impacto cotizado. Los valores resultantes de esta fase del proceso de selección representan el universo de impacto cotizado, que cuenta con unas 400 empresas.

Una vez determinado el universo de impacto cotizado y asignado a los pilares de impacto, las empresas se agrupan en torno a ámbitos de impacto más pequeños. Dentro de estos ámbitos, la comparación de diversas ratios financieras y el cribado de características específicas permiten identificar empresas que ofrecen rendimientos atractivos y fundamentales que el mercado pasa por alto o subestima. Tras un examen minucioso de los posibles candidatos, llegamos a una cartera de alta convicción de entre 50 y 70 valores.

¿Nos podría poner un par de ejemplos de compañías en las que se estén fijando?

Una de ellas es Smurfit Kappa, líder en soluciones de embalaje sostenibles. La compañía finlandesa es uno de los principales fabricantes del mundo de soluciones de embalaje basadas en el papel y ha puesto los principios de la economía circular en el centro de sus operaciones. La empresa produce embalajes a partir de fibras primarias y recicladas y cuenta con más de 46.000 empleados en 370 instalaciones de producción en 35 países. Esto permite a la empresa tener una influencia duradera en la cadena de valor de los productos envasados, promoviendo el ODS número 12 de la ONU "Consumo y producción responsables". 

La empresa demuestra su compromiso con los principios de la economía circular utilizando materias primas primarias 100% renovables y sostenibles para fabricar los envases. En 2019, utilizó 6,2 millones de toneladas métricas de fibras recicladas, lo que cubrió el 75% de sus necesidades de fabricación de material de envasado. Otra podría ser NIBE, una compañía sueca del segmento de las tecnologías de calefacción energéticamente eficientes y sistemas inteligentes de climatización de interiores.

Se espera que el nuevo enfoque de la política climática de la UE impulse de forma significativa la demanda de soluciones de climatización interior energéticamente eficientes, ya que la calefacción y la refrigeración de los edificios representan el 50% del consumo total de energía en la UE. Las soluciones sostenibles en estos ámbitos pueden contribuir significativamente a frenar el consumo de energía y las emisiones. NIBE lleva casi 70 años fabricando este tipo de productos, que se utilizan en una amplia gama de diferentes tipos de edificios.

Fundada en el sur de Suecia, la empresa ha crecido a lo largo de los años hasta convertirse en un grupo internacional con 16.500 empleados, cuyas actividades comerciales incluyen no sólo tecnologías de calefacción energéticamente eficientes, sino también sistemas inteligentes de control del clima interior. Con su gama de productos de bombas de calor, calderas, calentadores de agua, elementos de calefacción eléctricos, chimeneas independientes y sistemas de control inteligentes, la empresa ofrece tecnologías que permiten a los hogares privados e industriales regular su clima interior de forma respetuosa con el medio ambiente y reducir así los costes de calefacción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento