Cierra en tono mixto

Los resultados de la gran banca de EEUU superan las expectativas de Wall Street

Wall Street
Los resultados de la gran banca de EEUU superan las expectativas de Wall Street
EFE
Wall Street

Viernes, 14 de julio. Una fecha señalada en el calendario por los inversores, especialmente en Wall Street, donde han recibido con optimismo los resultados de los bancos más grandes de Estados Unidos. JPMorgan Chase, Citigroup y Wells Fargo han presentado unas cuentas semestrales que han superado las expectativas de los analistas. Al cierre de las operaciones, los principales índices de la Bolsa de La Gran Manzana cierran en tono mixto. El Dow Jones suma un 0,33%, el Nasdaq cierra en tablas y el S&P 500 cede un ligero 0,10%.

En primer lugar, JPMorgan Chase, el banco más grande del país, obtuvo un beneficio de 27.094 millones de dólares (24.107 millones de euros) en el primer semestre de 2023, lo que se traduce en un 60% más que en el mismo periodo del año anterior, tras comprar a principios de mayo a precio de saldo el First Republic Bank. Según ha anunciado este viernes el grupo bancario con sede en Nueva York, los ingresos netos logrados entre enero y junio ascendieron a 81.737 millones de dólares, un 29% más que en el primer semestre de 2022.

Una economía mejor de lo esperada

"La economía estadounidense sigue funcionando mejor de lo que muchos esperaban y, aunque es probable que continúe la ralentización económica y persista la incertidumbre, es muy posible que el abanico de escenarios se reduzca en los próximos trimestres", declaró el máximo ejecutivo de la financiera, Charlie Scharf, en un comunicado.

Por su parte, Wells Fargo cerró la primera mitad del año con una ganancia neta de 9.372 millones de dólares (8.348 millones de euros al cambio actual), lo que supone un incremento del 47% respecto de un año antes, gracias a la progresiva subida de los tipos de interés. Según ha detallado este viernes la entidad financiera con sede en Nueva York, ha logrado incrementar en un 19% sus ingresos totales, que alcanzaron los 41.262 millones de dólares. Sólo los obtenidos por intereses se dispararon un 85% hasta los 40.186 millones. Igualmente, sólo durante el segundo trimestre del año, Wells Fargo vio incrementarse sus ingresos un 20% hasta superar los 20.533 millones (con un avance del 80% de los ingresos por intereses), lo que a su vez impulsó su beneficio neto un 57%, hasta los 4.938 millones.

"Nuestros potentes ingresos netos por intereses siguieron beneficiándose de tipos de interés más altos", ha reconocido el propio consejero delegado de la entidad, Charlie Scharf, al presentar estas cuentas, en las que se observa también un recorte de gastos. Efectivamente, las encadenadas subidas de tipos de interés que ha impulsado la Reserva Federal en Estados Unidos -al igual que el Banco Central Europeo en su región- para atajar una inflación desbocada están haciendo que aumenten con fuerza los ingresos que los bancos obtienen por lo que cobran a sus clientes por prestarles dinero.

Alza "modesto" de los impagos por la subida de tipos

Sin embargo, la entidad ha advertido de que estas subidas de los tipos de interés también están haciendo que aumente el número de clientes que no pueden hacer frente al pago de sus préstamos. El directivo ha detallado también que, tal y como ya había previsto, las cancelaciones de préstamos derivadas del impago de sus titulares van en progresivo aumento, con un avance del 48% entre el primer y el segundo trimestre y de más del doble si la comparativa es interanual. En cualquier caso, la entidad explica que ese incremento aún es "modesto" y que responde a "un pequeño número de prestatarios en banca comercial, con pocas señales de debilidad sistémica en toda la cartera y mayores pérdidas en bienes inmuebles comerciales, principalmente en la cartera de oficinas".

Los resultados de Citigroup, aunque también superaron las expectativas del mercado, registraron unos beneficios semestrales menores que los del año pasado, y de hecho sus acciones bajaban en la Bolsa al conocerse los resultados (-2,31 una después de abrir Wall Street). En concreto, en los primeros seis meses de 2023, Citigroup ganó 7.521 millones de dólares (6.702 millones de euros), un 15 % menos que en el mismo periodo de 2022, en tanto que la facturación semestral alcanzó los 40.883 millones de dólares, un 5 % más.

La empresa achacó estos resultados al impacto de los costes de la venta de una parte de su negocio en México (Banamex), que finalmente se realizará en 2025 a través del mercado de valores mediante una oferta inicial. Asimismo, señaló el pago de indemnizaciones en Asia, como otra de las causas que pesaron sobre los resultados del segundo trimestre. La consejera delegada de Citigroup, Jane Fraser, citada en el comunicado, aseguró que la compañía "seguía viendo los beneficios de su modelo de negocio diversificado y un balance sólido, a pesar del difícil contexto macroeconómico".

L.I.
Redacción

Diario económico de referencia en España que te ayuda a entender la economía y tomar las mejores decisiones para tus finanzas

Mostrar comentarios

Códigos Descuento